La anhelada Ley impulsada por la Confusam, que endurece las penas para quienes agredan a trabajador@s de Salud se encuentra vigente a partir del viernes 13 de diciembre del presente año.

 

Haga click en la imagen para descargar el documento.

Esta nueva normativa marcas grandes diferencias con el marco legal anterior; En el caso que el daño producto de la agresión sea grave, el atacante arriesga una sanción de presidio mayor en su grado medio que va desde los 10 años y un día a los 15 años. Si el funcionario presenta alguna enfermedad o incapacidad –licencia médica- por más de 30 días, el victimario arriesga presidio medio a máximo que va de 541 días a cinco años.

En el caso que las lesiones sean leves o el trabajador no presente daños, el atacante deberá pagar una multa que varía entre las 11 y las 20 UTM o prestar servicio a la comunidad.

Con respecto a l@s responsables de la denuncia, esta Ley establece a l@s jef@s de los establecimientos de salud la obligación de denunciar los delitos perpetrados en contra de las personas que trabajan en dichos establecimientos.

Asimismo, los faculta para adoptar medidas extraordinarias en resguardo de la seguridad, garantizando el acceso a defensa jurídica de las y los trabajadores que sean víctimas de agresiones.

Esta Ley, que también protegerá a quienes cumplen labores en centros educacionales, es logro de nuestro gremio, que alzó la voz por tod@s quienes han sufrido agresiones, siendo a veces maltratad@s por el sistema judicial o ignorados por los empleadores dejando en la impunidad estos ataques. Creemos firmemente que está Ley es, además un reconocimiento del Estado al rol social de quienes cumplen labores de salud y educación, resguardando su integridad y su función por sobre la de otr@s trabajador@s.